" Vive de tal manera, que cuando tus hijos piensen en justicia, igualdad, cariño e integridad, piensen en tí ".

martes, 28 de agosto de 2012

TRABAJAR CON PROYECTOS


EN NUESTRO COLE LOS NIÑOS APRENDEN CON PROYECTOS

Con los proyectos, los niños construyen sus propios aprendizajes, la tarea del maestro y maestra consiste en ofrecerles recursos y actividades que se ajusten a sus intereses y que les permitan pensar, investigar y ser más partícipes de su educación, todo esto recuerda a una frase de Benjamín Franklin que dice: "Dime y lo olvido, enséñame y lo recuerdo, involúcrame y lo aprendo". Todo esto, lleva a crear unas nuevas directrices a la hora de entender la educación de los más pequeños.

·Nuestros alumnos se convierten en niños que piensan, que deducen, que extraen conclusiones a través de sus propios aciertos y errores.
 ·Así pues, debemos tener claro que los maestros no son meros transmisores de conocimientos, sino que enseñan a nuestros pequeños a pensar, mediante la creación de conflictos y dudas para que ellos vayan extrayendo sus conclusiones y llenando su "mochila del saber".
 ·La lectoescritura, ya no es una enseñanza de códigos y alfabetización, sino que adquiere un concepto mucho más amplio, entendiéndola como una parte importante del Mundo que nos rodea. Es decir, ya no se enseña a leer por leer, o a escribir por escribir, sino que se crea una motivación mediante la cual nuestros alumnos quieren aprender para saber más.
 ·La lógico-matemática ya no se reduce a actividades de numeración y adquisición de conceptos y operaciones, sino que aprendemos que nuestra vida está llena de esos números que adquieren un sentido en todo lo que nos rodea.
 ·Todos los aprendizajes quedan interrelacionados bajo el principio de globalización de la enseñanza. Todos los conceptos y actitudes, valores y normas que adquirimos a través de los procedimientos, están generados por una misma motivación que se ajusta a la realidad que viven los niños, así como a sus inquietudes.
 ·Permitimos que sean los propios alumnos los que vayan guiando su proceso de enseñanza-aprendizaje involucrándose en el mismo.

Así pues, podemos definir proyecto como aquella metodología que parte de la curiosidad nata del niño, la cual le lleva al descubrimiento y al conocimiento significativo a través de la realización de tareas reales. El alumno alcanza un papel totalmente activo, siendo el maestro el guía del proceso de enseñanza-aprendizaje que partirá siempre de la motivación de los niños.

Pero trabajar por proyectos tiene también otra ventaja muy importante y algo olvidada en la educación actual y es la implicación de las familias en el mundo escolar. Un proyecto no tiene sentido sin las familias. Los padres deben ayudar a sus hijos a extraer conclusiones, a encontrar información para satisfacer a su curiosidad, a crear estrategias para poder establecer los principios de sus aprendizajes, a implicarse de manera activa en el proceso de enseñanza-aprendizaje... Así pues,  establecemos un vínculo familia-escuela muy importante, gracias al cual, los niños sentirán que cualquier momento y espacio es bueno para aprender, viendo a sus padres como portadores de un sinfín de conocimientos que les permitirán compartir con sus compañeros sintiéndose importantes, a la par que se establecerán unas relaciones mucho más sólidas y duraderas basadas en el respeto, el cariño y la ayuda mutua.

Estas relaciones también se establecerán entre los compañeros del aula. El trabajo en equipo adquiere una gran relevancia en espacio escolar. La confianza, el respeto y el compañerismo inundarán nuestras aula, consiguiendo sentirnos un equipo, una pequeña familia educativa...